Aplicabilidad del Código 704 en Venezuela

 

 

Para bajar cuadro en formato PPT presiona Tabla 704

Norma COVENIN 2239-I-91

Materiales Inflamables y Combustibles Almacenamiento y Manipulación. Parte I Líquidos.

” Objeto y Campo de Aplicación

Esta norma contempla los requisitos que deben cumplir los recipientes y tanques externos con capacidad superior a 227,1 lts ( 60 gal), destinados a almacenar líquidos combustibles e inflamables, exceptuando aquellos que se mantengan en estado sólido a temperaturas iguales o superiores a 37,8°C (100°F) ESTA NORMA NO ES APLICABLE A:

1.- Tanques destinados al transporte de líquidos inflamables y combustibles.

2.- Almacenamiento, manejo y uso de tanques combustibles y recipientes conectados a equipos que queman tal combustible.

3.- A líquidos que no posean punto de inflamación que puedan ser inflamables en determinadas condiciones ( hidrocarburos halogenados o mezclas que las contengan)”

Norma COVENIN 2239-I-91

Anexo 2

Símbolo para Identificación de Tanques con Sustancias Peligrosas Los tanques de almacenamiento de líquidos combustibles e inflamables podrán estar identificados, por un símbolo como se indica en la figura A.2.

A. El rombo se subdivide en otros cuatro más pequeños; en el rombo superior y en los dos laterales se expresan número del 0 al 4 para indicar el grado de peligro que presenta. cada uno de estos tres aspectos específicos. El 0 indica el grado más bajo y el 4 el más alto.

El cuarto rombo, inferior, se emplea para comunicar información especial. Se sugieren dos símbolos para este último espacio: Una letra W atravesada por una barra horizontal (le que indica que el material puede tener una reacción peligrosa con el agua. Esto no quiere decir que no se emplee agua, puesto que en algunas formas (en nebulización o en pulverización fina) puede emplearse en muchos casos; quiere decir que el empleo de agua puede presentar peligros, y que debe utilizarse con precaución hasta que se obtenga la información adecuada: La rueda de radios, que indica la presencia de materias radiactivas.

El símbolo romboidal intenta constituir un aviso instantáneo, sacrificando parte del detalle, y se tiende a atribuirle más significado del que realmente tiene. Los cinco grados de riesgo tienen para los bomberos el siguiente significado en orden descendente:

4. Excesivamente peligroso para atacarlo con equipo y procedimientos ordinarios de lucha contra el fuego. Retirarse y buscar asesoramiento técnico sobre su manipulación.

3. El incendio puede combatirse empleando métodos especialmente destinados para situaciones extremadamente peligrosas, como monitores automáticos sin dotación de personal o equipo de protección personal que impida todo contacto corporal.

2. Puede combatirse con los procedimientos ordinarios, pero existen peligros que requieren el empleo de determinados procedimientos o equipo para dominarlo con cierta seguridad.

1.Puede haber problemas pero pueden emplearse los procedimientos ordinarios de lucha contra el fuego.

0. No hay peligros que requieran medidas especificas.

B. Salud

En general, los riesgos para la salud que se pueden presentar en la lucha contra los incendios son los que se derivan de una exposición única, que puede oscilar entre algunos segundos y una hora. El esfuerzo y agotamiento físico que exige la lucha contra el fuego u otras emergencias intensifican los efectos de cualquier exposición a estos riesgos. Al asignar estos grados de peligrosidad deben tenerse en cuenta las condiciones locales. Las explicaciones siguientes se basan en el equipo protector que emplean normalmente los bomberos.

4.Materiales demasiado peligrosos para la salud para que puedan exponerse a ellos los bomberos. Unas pocas bocanadas de vapor pueden causar la muerte, también el vapor o el liquido pueden ser mortales si traspasan la ropa protectora normal de los bomberos. Los aparatos de respiración y el vestuario de que normalmente disponen los Departamentos de Incendio no proporcionan suficiente protección contra la inhalación de estos materiales o su contacto con la piel.

3. Materiales extremadamente peligrosos para la salud, aunque penetrase en ciertas zonas observando la máxima cautela. Los bomberos deben proveerse de vestuario adecuado completo, aparatos de respiración autónomos, botas y guantes de goma y bandas en las piernas, brazos y cintura as¡ como cinturones. Ninguna superficie de la piel debe quedar expuesta.

2. Materiales peligrosos para la salud, aunque se puede penetrar en ciertas zonas libremente con aparatos de respiración autónomos.

1. Materiales que sólo presentan riesgos leves para la salud.

0. La exposición a estos materiales en condiciones normales de incendios no ofrece más peligros que la exposición a los materiales combustibles ordinarios.

C .Peligro de inflamación

La base para la asignación de peligro en esta categoría es la susceptibilidad a la combustión. Este factor influye sobre el método de ataque al incendio

4. Gases muy inflamables o líquidos inflamables muy volátiles. De ser posible, se corta la circulación o flujo de los mismos y manténgase un chorro de agua

3. Materiales que pueden inflamarse en casi todas las condiciones de temperatura normal. El agua pudiera ser ineficaz debido al bajo punto de inflamación de los materiales

2. Materiales que deben calentarse moderadamente antes de que se produzca su inflamación. Se puede emplear el agua pulverizada para la extinción del incendio, debido a que el material puede enfriarse por debajo de su punto de inflamación

1. Materiales que pueden recalentarse antes de que tenga lugar la ignición. El agua puede causar espumación si penetra por debajo de la superficie del liquido y se convierte en vapor. Sin embargo, la nebulización de agua aplicada cuidadosamente a la superficie puede causar una espumación que extinga el incendio.

0. Materiales no combustibles.

D. Peligro de reactividad (estabilidad):

La asignación de grados de peligrosidad en esta categoría se basa en la susceptibilidad de los materiales a la emisión de energía, por si mismos o en combinación con otros. Los factores que se consideran para esta clasificación son la exposición al incendio exterior en unión de las condiciones de impacto y presión.

4. Materiales susceptibles de detonar, por lo que es demasiado peligroso que los bomberos se acerquen al fuego. Evacuar la zona.

3. Materiales que, calentados y encerrados, son capaces de detonar. Son demasiado peligrosos para combatirlos con mangueras manuales, pero puede impedirse su detonación empleando monitores portátiles sin dotación de personal, o mangueras cuyos utilizadores puedan colocarse bajo la protección de elementos resistentes a la exposición.

2. Materiales que pueden sufrir un violento cambio químico a temperaturas y presiones elevadas. Emplear monitores portátiles, soportes de mangueras o chorros directos aplicados a distancia para refrescar los depósitos y el material que se encuentra en ellos. Tomar precauciones.

1. Materiales estables pero que se puedan tornar inestables al combinarse con otros o a temperaturas o presiones elevadas. Es suficiente tomar las precauciones normales al aproximarse al fuego.

0. Materiales normalmente estables y que por lo tanto, no presentan ningún peligro por reactividad para los bomberos.

E. Información Especial

Si aparece en el cuarto espacio inferior del rombo una W atravesada por una barra

4. La W no se emplea cuando el peligro de reactividad es del nivel 4.

3. Además de los peligros antes mencionados, estos materiales pueden reaccionar explosivamente con agua. Es esencial la protección contra las explosiones si se emplease agua en cualquier forma.

2. Además de los peligros citados antes, estos materiales pueden reaccionar violentamente con el agua o formar con ésta, mezclas potencialmente explosiva.

1. Además de los peligros antes citados, estos materiales pueden reaccionar vigorosamente pero sin violencia, con el agua.

0. En el nivel de peligrosidad 0 no se emplea la W.

F. Métodos de Presentación

Existe bastante margen de tolerancia respecto a la presentación en estos números. El único requisito básico es que los números estén dispuestos en forma de rombo. En la figura A.2 se hacen recomendaciones respecto a las dimensiones, disposición y color de la señal. Para tanques de gran volumen se deben colocar tres rombos separados 120 y que puedan ser leídos a una distancia prudencial estando el tanque incendiado. Cuando el rombo se construya con piezas de materiales adhesivos éstas deben ser suficientemente resistentes a la intemperie.

 

704

Dimensiones, Ubicación y Color de las Señales

Edgar Caballero Montes

Especialista en Seguridad y salud laboral, Graduado del IUTSI en 1996. Gerente de Pro Seguridad desde 2005.

You may also like...

Comentarios

  1. ignacioselvaggio@hotmail.com dice:

    hay varias preguntar que hacer en cuanto a este tema uno es si este sistema de indicacion es obligatorio, tanto para tanques fijo como moviles, segun sea su capacidad.

A %d blogueros les gusta esto: